• 14/06/2021 2:06 PM

La LVBP ganó una batalla más: Habrá temporada 2020-2021

temporada 2020-2021

La LVBP ganó una batalla más: Habrá temporada 2020-2021

Justo cuando el tiempo parecía agotarse la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP) vio la luz al final del túnel. MLB finalmente aprobó la realización de la temporada 2020-2021 con fondos del Estado y el circuito venezolano se aseguró al menos un año más de competencia. Parece que han vencido una vez más.

Por Yelimar Requena Palma

No estarán errados quienes piensen que la pelota venezolana se ha bañado en resiliencia. La verdad absoluta es que la batalla por el título es ahora la lucha que menos les preocupa. Poco pueden concentrarse en el juego, teniendo siempre tantos obstáculos que sortear. Porque –en honor a la verdad- la pandemia del 2020 poco tiene que ver con la debacle de los últimos años, ahí impera la crisis política y económica que azota al país desde hace al menos una década.

Pero, como quiera que sea, la LVBP sigue marchando, cada vez más lento, sin fuerza, ni estilos distintivos, pero ahí va.

La liga espera cantar voz de play ball entre el 30 de noviembre y el primero de diciembre para desarrollar un calendario de 40 juegos por equipo, así lo informó este viernes en una teleconferencia el actual presidente del circuito Giussepe Palmisano.

Tal y como se había adelantado previamente, en aquellos dimes y diretes de Twitter, la temporada se disputaría solo en cuatro estadios: Caracas, Valencia y Maracay son las ciudades confirmadas. El Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto y el Fórum de Macuto se pelean por ser la cuarta plaza.

Desde ya los equipos tienen luz verde para comenzar los entrenamientos. Sin embargo, la llegada de los peloteros se definirá este fin de semana. Ese y todos los detalles de la contienda se oficializarían el lunes cuando se presenten las condiciones de campeonato.

El Estado sugirió recientemente permitir un 30% de aforo en los estadios, pero eso no será posible al menos por ahora. MLB ha ordenado jugar sin público durante la temporada regular y, aunque sea difícil de creer, esto abre una buena oportunidad para que los equipos.

Las transmisiones estarán garantizadas, como ocurre con el Futve o la Superliga de Baloncesto, lo que puede capturar fugazmente la atención de los fanáticos.

Ya el año pasado las sanciones de la OFAC rompieron el vínculo de muchos fanáticos con el circuito, remendar el daño es ahora una tarea de vida o muerte. Magallanes y Tigres siguen sancionados, pero los otros seis equipos podrán usar a los peloteros y técnicos pertenecientes al sistema de MLB para mostrar un mayor nivel y reconquistar a la afición.

Si un buen espectáculo se proyecta en televisión, quizás para los playoffs los fanáticos se interesen por ir al estadio, si no las tribunas continuarán vacías aun cuando acabe la pandemia. Recuerden que el fanático venezolano tiene ya muchos años peleados con el deporte y para ganar su perdón el trabajo debe ser arduo y de máxima calidad.

Ahí empieza la nueva batalla de la LVBP. Ya venció el rechazo al patrocinio millonario de Pdvsa (2018), a las sanciones de la OFAC (2019) y aparentemente a la pandemia (2020)…

Ahora la meta es convencer a los fanáticos que el deporte es sanador y que la calidad de la competencia es tal que vale la pena olvidar el resto del mundo durante nueve innings.

Yelimar Requena – Periodista Deportiva

Foto: LVBP

Lee también

Destino del béisbol venezolano se esclarece en una carrera contra reloj

Sin rastro de béisbol avanza la reactivación del deporte venezolano