• 14/05/2021 11:20 PM

Servicios públicos inexistentes o deficientes

Servicios públicos inexistentes o deficientes (I)

Servicios públicos inexistentes o deficientes (I)

Posiblemente, los servicios públicos sean la vía más directa a una vida de calidad; hoy, se constituyen en mecanismos para el goce y disfrute de nuestros derechos fundamentales, por lo que, podemos decir que son un bien común inmaterial, que en muchas ocasiones no identificamos y, por supuesto, no asumimos como propio aun y cuando estén a nuestra disposición, en consecuencia, se hace poco o nada ante su deterioro.

La Venezuela de los años ´60, ´70, ´80 y parte de los ´90 vivió el esplendor de la construcción y democratización de los servicios públicos. En estos años, se construyeron kilómetros y kilómetros de carreteras y autopistas, aeropuertos, universidades, escuelas, hospitales, ambulatorios, represas, acueductos, líneas de transmisión y estaciones eléctricas, sistema monetario, industria petrolera, telecomunicaciones…

En fin, una gran infraestructura que permitió el cambio de un país rural plagado de enfermedades endémicas y analfabetismo a uno urbano, que elevó no solo el grado de instrucción sino también los años de expectativa de vida del venezolano, y todo esto permitió que muchos habitantes de este país pudieran tener la oportunidad de soñar.

 

Para soñar hay que cubrir necesidades básicas

Soñar no es poca cosa, soñar es el primer paso para alcanzar el desarrollo de la personalidad, pero, aunque parezca una expresión rosa, para dar ese paso, antes, los seres humanos debemos tener a nuestra disposición la cobertura de una serie de necesidades básicas, lo que nos dejará tiempo y ganas para pensar en lo que queremos y deseamos para nuestro futuro como individuos y como grupo social.

Gran parte de la población experimentó, sin saber de dónde y cómo, unas condiciones de vida que le permitieron la movilidad social, la realización profesional y social; todo, gracias a unos servicios públicos que llegaron de la mano de la industria petrolera y que fueron poco valorados por la población en general.

El estado actual de los servicios públicos en Venezuela hace pensar que es hora de un nuevo comienzo, esta vez, desde la conciencia y el conocimiento de cada uno de los ciudadanos sobre su valor e importancia para nuestra existencia, asumiendo la corresponsabilidad que tenemos en preservar y exigir su buen funcionamiento.

Según lo expresado, podemos decir que los servicios públicos son el conjunto de actividades que ejecuta la administración pública bien en forma de emisión o de carácter prestacional, de acuerdo con el ordenamiento jurídico, cuya finalidad es responder a las necesidades indispensables para el funcionamiento y existencia de un grupo social.

Su ejecución debe permitir el ejercicio pleno de los derechos fundamentales y con ello el desarrollo de la personalidad de todos sus integrantes; debido a su carácter esencial para la vida, en la mayoría de los países parte de sus costos son subsidiados a cuenta de los contribuyentes (gasto público).

Características de los servicios públicos:

  • Universalidad: deben ser para todas las personas que formen parte de una comunidad, no debe existir ningún tipo de exclusión ya que corresponden a todos por el hecho de ser personas.
  • Continuidad: deben prestarse de manera ininterrumpida, ya que, satisfacen un interés general y su interrupción traería una gran perturbación a la vida de la colectividad.
  • Obligatoriedad: El ente encargado de prestarlo, cumple con un deber: priva el interés de la colectividad y el mandato de velar por el bienestar del otro que pesa sobre la administración pública.
  • Mutabilidad: Si en el transcurso del tiempo las necesidades del grupo social que vieron nacer al servicio público varían, la prestación debe adaptarse a esa variación.
  • Igualdad: Prestación del servicio debe darse en las mismas condiciones para iguales, es decir, tiempo, lugar y modo deben ser iguales para los integrantes del grupo social, ello para evitar discriminación y ventajismos.

En Venezuela, según el artículo 3 de la Constitución vigente, es el Estado el responsable de la prestación de los servicios públicos, veamos:

Artículo 3. El Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos y consagrados en esta Constitución.

La educación y el trabajo son los procesos fundamentales para alcanzar dichos fines.

Tal responsabilidad está distribuida entre los niveles del poder público:  Nacional, Estadal y Municipal artículos 156, 164 y 178 Constitución Nacional; y las formas que puede adoptar el Estado para prestar los servicios públicos son: Directa, a través de una empresa pública; o, Indirecta, mediante contratación de empresa privada que asuma la gestión (Concesión).

Además, establece la Constitución en el art. 117, que los servicios públicos deben ser de calidad, veamos:

 

Artículo 117. Todas las personas tendrán derecho a disponer de bienes y servicios de calidad, así como a una información adecuada y no engañosa sobre el contenido y características de los productos y servicios que consumen, a la libertad de elección y a un trato equitativo y digno. La ley establecerá los mecanismos necesarios para garantizar esos derechos, las normas de control de calidad y cantidad de bienes y servicios, los procedimientos de defensa del público consumidor, el resarcimiento de los daños ocasionados y las sanciones correspondientes por la violación de estos derechos.

Es evidente que esa calificación de calidad tiene que ver con que el servicio público cumpla con las características ya mencionadas, de universalidad, obligatoriedad, continuidad, etcétera, pues, solo así garantiza el goce y disfrute de los derechos fundamentales, indispensable para alcanzar el desarrollo de la personalidad de los miembros de grupo social destinatario de los servicios públicos.

Para la reflexión, dejo las siguientes interrogantes: Actualmente, en Venezuela, el Estado ¿presta servicios públicos de calidad? ¿Cumple con su responsabilidad de brindar servicios públicos que permita que quienes habitamos en este país desarrollemos nuestra personalidad? Y ¿Qué podemos hacer los ciudadanos al respecto?

 

Abog. Carmen Luisa Durán

@carmenlduran 

Foto: Lirio Pérez (marzo, 2019)