• 07/01/2021 9:08 AM
¿Qué haces por tu salud mental?

¿Qué haces por tu salud mental?

El cuidado de la salud mental es algo relativamente novedoso. Aunque no deja de estar descuidado por muchos, es más común pensar en la salud y asociarla rápidamente con lo orgánico y con la enfermedad como su antagonista. Es poco frecuente escuchar hablar de la salud mental y de la importancia que tienen las emociones en nuestras vidas, sin embargo, no podemos olvidar que la salud mental y la física están interrelacionadas, de tal manera lo que afecta a una, automáticamente, traerá repercusión en la otra.

La Organización Mundial de la Salud define la salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades” (Preámbulo de la Constitución de la OMS), por lo que nos damos cuenta de que tener salud implica estar sanos en todas las áreas de nuestras vidas, no es útil solo enfocarnos en lo físico o en lo social y dejar a un lado las emociones.

La salud mental abarca lo psicológico y todo el compendio de emociones, la forma en que pensamos y actuamos ante las diferentes situaciones de la vida. Hablar de salud mental es también hablar de manejo de estrés y la ansiedad, esta nos invita a focalizar la atención hacia adentro y a regular la forma en la que nos relacionamos y de cómo estas relaciones nos afectan.

Los seres humanos estamos en un constante vínculo con el ambiente, de esta manera, la forma en la que me relaciono con el entorno, afectará la forma como vemos las cosas y, a su vez, la forma en la que percibo las cosas afectará mi ambiente externo, lo que quiere decir que tenemos la oportunidad todos los días de aprender y de mejorar, ya que, si la relación que tenga conmigo es sana, se verá proyectado también en mi entono.

Son incontables los conflictos o situaciones que puede padecer una persona por no estar atento de las emociones y de esta área de su vida; creemos que con no prestarle atención a eso que sentimos hará que deje de preocuparnos, pero, no es así, puede que al pasar los días esto que sentíamos ya no genere tanto malestar y creamos que está resuelto, pero, normalmente, las cosas no se resuelven con dejarlas pasar, tenemos que mirar que pasa ahí, reconocer y trabajar en eso que nos está generando malestar. Es importante reconocer esa emoción que se tiene y, si está en este momento en tu vida, es por algo y para algo.

¿Qué haces por tu salud mental?

Tus emociones también importan

Tus emociones y sensaciones son importantes, por lo tanto, merecen un espacio en tu vida. A diario, pasamos por situaciones de estrés o angustia que pueden llegar a desajustarnos, más aún cuando vemos todo lo que acontece a nuestro alrededor, por lo que la invitación es a que empieces a darte el permiso de sentir y de aprender a gestionar tus emociones, para que puedas lidiar con las situaciones difíciles de una manera más efectiva.

Imagina que la salud mental es como un músculo que, al no ejercitarlo, va perdiendo fuerza y las destrezas para cumplir su función de cuidarte y protegerte, entonces pregúntate: ¿Cómo estás cuidando y activando tu salud mental?

Si bien es cierto que la salud abarca muchas áreas, empezar por reconocer que nuestras emociones juegan un papel fundamental en nuestras vidas es un gran paso. Así como te preocupas cuando tienes gripe y te tomas una pastilla, de igual manera, cuando estés triste escucha a tu tristeza y permítele salir.

También, conversar con una persona puede ayudarnos a aclarar y a drenar todo eso que nos pasa y, automáticamente, puede generarse una sensación de alivio, pero, cuida con quien lo haces: siempre recuerda buscar personas objetivas y que sientas que te suman y no por el contrario que te hieren o te hacen sentir mal.

Psic. Carbelis Pandares – Tymos Psicología