• 22/04/2021 3:06 AM

PNL, herramienta del cambio

PorAlgoritmo Top

Oct 9, 2020
La PNL como herramienta de cambio desde la práctica del coaching

La PNL como herramienta de cambio desde la práctica del coaching

Definitivamente, la manera como vemos el mundo, la cosmovisión, la PNL como herramienta de cambio desde la práctica del coaching determina quiénes somos, cómo nos relacionamos, los resultados que alcanzamos y configura sutilmente una realidad construida desde ese lente. Partiendo de esa afirmación, y luego de convertirme en practicante de Programación Neurolingüística (PNL) y coach, puedo decir con certeza que es una extraordinaria herramienta de cambio muy poderosa, pues actúa directamente en nuestra mente y sus estructuras, con lo cual adquirimos nuevos hábitos y prácticas que he decidido llamar saludables.

            El porqué del término saludable consiste en que, cuando transformamos pensamientos,  creencias y hábitos e incorporamos nuevos, por ejemplo, cambiar pensamientos negativos por pensamientos positivos, creencias limitantes por creencias potenciadoras, actitudes inadecuadas como forma de respuesta “reactivas” por acciones coherentes, en las que prevalece el sano juicio, sentido común, y la intuición. Pasamos, desde mi óptica, a otro nivel de consciencia y nos convertimos en mejores personas, capaces de generar bienestar propio y a otros.

La vida se origina en el lenguaje

Ahora bien, desde mi experiencia como coach, lo más asombroso de hacer del coaching junto a la PNL una práctica de vida es cómo cambian tus conversaciones contigo y con los demás. Esta es otra premisa importante, se convierte en una herramienta para apalancar el cambio, por cuanto la vida y todo lo que resulta de ella se origina en el lenguaje.  De allí que se haya convertido en una herramienta de intervención personal, familiar y organizacional.

Para comprender aún más lo que he venido esbozando, partiendo del modelo creado por Richard Bandler y Jonh Grinder, se define a la PNL como el modelo de la experiencia subjetiva humana, ya que estudia y describe cómo pensamos, cómo sentimos, cómo nos comportamos y evaluamos los distintos comportamientos propios y ajenos, empezando por los patrones lingüísticos que utilizamos.

Ambos creadores partieron de observar, recrear y modelar los trabajos de tres psicólogos: la Dra. Virginia Satir, terapista familiar; Fritz Perls, Terapista Gestalt; y Milton Erickson, hipnoterapista y psicoterapista. Partiendo de todos estos trabajos, diseñaron la  PNL, que nos provee de una serie de presuposiciones o premisas que acompañan la vida de los practicantes, así como de una caja de herramientas, como la llamo,  equipada de agudeza sensorial, calibración, Rapport y sincronización, entre otros elementos relevantes.

Todo ello nos convierte en excelentes comunicadores, expertos en el arte de la escucha con atención y respeto, y, lo más importante, vivir desde una estructura de coherencia entre lo que pensamos, decimos y hacemos: pensar lo que sientes, decir lo que piensas, y hacer lo que dices.

El mundo necesita que nos comuniquemos

Es esta forma de vivir, de ser, de estar y de comunicarnos con nosotros mismos y con otros, la que nos presenta como personas confiables, con credibilidad, lo cual – a mi modo de ver – hace falta hoy más que nunca en el mundo que nos tocó habitar y esto es aplicable a todos los roles que nos corresponden.

Finalmente, me gustaría acotar la mirada del practicante de la Programación Neuro Lingüística: es un modelo de tecnología humana y un estilo de vida efectivo y rápido que permite reconocer los recursos internos que tenemos en nuestra mente y así poder conectar con el poder personal y los estados de excelencia.

El modelo es dinámico, vamos por nuestros recursos internos para potenciar nuestra vida y la de otros, desde acciones y decisiones ecológicas, es decir, buenas para todos las partes involucradas.

 

     De acuerdo con Carrion, S. (2002), “PNL es un método que nos permite desarrollar y utilizar al máximo todas las cualidades y capacidades de nuestra mente”,  pasando así por un proceso de evolución, crecimiento y transformación, que podemos resumir en pequeños y certeros pasos, desde un estado actual, plenamente identificado y reconocido, a un estado deseado, donde están casi siempre las metas, los sueños alcanzables desde el maximizar el potencial personal y adoptar las prácticas sugeridas e incorporar nuevos aprendizajes a la vida cotidiana.

 

  Parafraseando lo anterior, me gustaría decir que, una vez que nos adentramos en este mundo e incorporamos estas prácticas en nuestra vida, ocurren cambios sustanciales dentro y fuera, así que la invitación es aprender desde nuestra esencia – que está llamada a la evolución y a la transformación – e incorporar ese aprendizaje a nuestra naturaleza genuina y auténticamente humana.

Si te gusta e inquieta el tema, puedes escribirnos. Nos vemos en una próxima oportunidad.

Un abrazo de Amor

Por Marbella Marcano R.

Life Coach Internacional

Practicante y Máster en PNL